Formación basada en evidencias: introducción

En cierta ocasión una musicoterapeuta estaba describiendo su plan de trabajo con sus usuarios. Afirmaba que le funcionaba perfectamente y obtenía grandes beneficios para los participantes. Sin embargo cuando se le preguntó por qué funcionaba esa estrategia, su respuesta fue simple: no lo sé, pero el caso es que funciona. La formación basada en evidencias, no trata de eliminar la actuación basada en la intuición, ni en la tradición.  Por el contrario, el basarse en evidencias pretende que cuado se lleva a cabo un estrategia formativa sea porque se sabe que funciona y se tiene un modelo que explica por qué funciona y todo ello basado en un número suficiente de estudios que soportan ambas cuestiones.

Por otro lado, el tiempo es limitado para todos y el docente debería elegir aquella estrategia más eficiente para obtener el resultado pretendido. Para ello debería cuando elige una metododología docente debería tener garantías de que fucionará en su contexto. Aunque son muchas las técnicas  y los métodos que consiguen obtener buenos resultados en el aula. Sin embargo, el docente debe centrarse en aquellos factores que realmente suponen un cambio eficiente en el aula. Es decir, obtener los mejores resultados con la menor inversión de recursos posibles. Y esto solamente se obtiene, conociendo el porqué una estrategia metodología funciona o el porqué no funciona. Gracias a la investigación en ámbitos como la neuropsicología, la psicología, la psicología social, la ciencia cognitiva, etc., es posible  entender los procesos principales de la enseñanza y del aprendizaje en todos los niveles educativos, específicamente en el ámbito universitario. De esta forma, en la actualidad es posible realizar una aproximación basada en evidencias exitosa.

La aproximación basada en Evidencias no solamente tiene en cuenta los resultados generales obtenidos a través de las investigaciones.  Estas evidencias, y este conocimiento, deben ser tenidos en cuenta cuando se trabajan con un grupo de personas en concreto. Cada curso, cada aula, tiene una especiales características así como los alumnos que los integran. En este sentido, la atención individualizada es otro elemento fundamental de la aproximación basada en evidencias. El docente, como especialista, debe adaptar su conocimiento, mejorarlo, y desarrollarlo a la realidad de su aula.

Siguiendo a Petty (2004) los principios básicos de la práctica basada en evidencias son los siguientes:

  • Todas las evidencias son necesarias para tomar buenas decisiones. Para decidir sobre la mejor estrategía formativa es necesario comparar aquellas de las que se tienen estudios realizados que se dirigen a un mismo objetivo. Debe tenerse en cuenta que siempre puede existir una estrategia más efectiva de la que no se tiene conocimiento. Además, no siempre es un problema de “tamaño del efecto” estadístico. En este sentido siempre es recomendable conocer cómo se han realizados las investigaciones así como los procedimientos científicos utilizados.
  • No es suficiente saber qué funciona, sino por qué fuciona. La decisión sobre una estrategia debe realizarse garantizando que se comprende el porqué funciona. Sólo de esta manera se puede extrare el máximo de su potencial. Igualmente, ante cualquier contratiempo se puede encontrar una solucion razonada.
  • De todo ello se deriva este principio: deben identificarse los factores críticos que determinan el éxito pero que pueden facltar en tu contexto para poder corregir la situación
  • Revisión constante de la labor docente bajo la luz de las evidencias. La monitorización continua permitirá reaccionar ante problemas de forma eficaz, siguiendo las evidencias que se obtengan a partir de la propia práctica.

La aproximación basada en evidencias no dice qué tienes que hacer, por el contrario lo que permite es encontrar diferentes estrategias para conseguir los objetivos que se persigune, pero con la adapatación que sea necesaria. Puesto que la realidad de cada aula de cada alumno es diferente, es labor del docente desarrollar y adaptar las estrategias con mayor soporte científico a sus necesidades específicas.

Para realizar una aproximación basada en evidencias es necesario tener una formación suficiente en metodología de investigación, que permita ser crítico con los estudios que se analizan, comprobando su validez y su utilidad. Cuestiones como la utilización de diferentes fuentes, la utilización de muestras representativas, el desarrollo de estrategias analíticas que se ajusten a los objetivos de la investigación, etcétera son fundamentales para considerar que los estudios en las cuales se basa un docente, tiene suficiente calidad para ser tenidos en cuenta.

 

Referencia

Petty, G. (2014). Evidence-Based Teaching. A Practical Approach. Oxford, U.K.: Oxford University Press.  ENLACE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s